menu close

Límulus

De paso. Fotografías de Ernesto Méndez

Texto de Mar Gámiz

Fotografías de Ernesto Méndez

limulus_transporte_publico_23

El Distrito Federal es una de las diez ciudades más grandes del mundo, de las más superpobladas y contaminadas. Como centro administrativo de la nación, el flujo poblacional rebasa al de por sí enorme número de habitantes. La ciudad está, por lo tanto, sujeta a la necesidad de transporte continuo y de ahí que por sus calles se vea no sólo toda la gama de automóviles existentes, sino también peseros, metrobuses, camionetas, taxis y trolebuses, además del metro, que corre por las entrañas de la megaurbe.

El tiempo, como en cualquier otra ciudad gigante, es el bien más preciado de la mayoría, seguido inmediatamente del espacio.

En la serie de fotografías que presentamos a continuación, Ernesto Méndez ha logrado captar el momento en que tiempo, espacio y movimiento se unen para otorgar al transeúnte momentos de interiorización, reflexión y descanso, o bien momentos en que se exacerban la desesperación, por un lado, y la alegría, por otro.

A través del cristal caliente de las ventanas de los microbuses descansa la mirada, que más que captar las imágenes que se suceden durante el trayecto, se ha dirigido hacia el centro de los recuerdos. O quizá ha sido la lluvia que con su repiqueteo constante ha arrullado al pasajero para que la ventana fría se convierta en su almohada. El lente de Ernesto está atento a las interacciones de miradas y posturas de aquellos que lo acompañan en su recorrido cotidiano.

Capta también a quienes parecieran traer una marcha de cientos de caballos dentro, contenida sólo por las puertas corredizas del metro, y a aquellos que quisieran rebasar el límite impuesto por las dimensiones del transporte para atrapar a alguien de afuera.

Entre blancos y negros y colores poco saturados nos llegan sólo algunas de las sensaciones experimentadas gracias únicamente a las condiciones impuestas por la conjunción de espacio, tiempo y movimiento del transporte público, en los trayectos de paso entre una actividad y otra, entre el trabajo y la casa.

Ernesto Méndez ofrece en esta serie una muestra de los “espacios-bisagra” que encuentran los capitalinos al interactuar, quizá inconscientemente, con las ventanas y puertas de su andar cotidiano.

limulus_transporte_publico_1 limulus_transporte_publico_2 limulus_transporte_publico_3 limulus_transporte_publico_4 limulus_transporte_publico_5 limulus_transporte_publico_6 limulus_transporte_publico_7 limulus_transporte_publico_8 limulus_transporte_publico_9 limulus_transporte_publico_10 limulus_transporte_publico_24 limulus_transporte_publico_15 limulus_transporte_publico_14 limulus_transporte_publico_16 limulus_transporte_publico_17 limulus_transporte_publico_11 limulus_transporte_publico_12 limulus_transporte_publico_20 limulus_transporte_publico_25 limulus_transporte_publico_21 limulus_transporte_publico_22 limulus_transporte_publico_19 limulus_transporte_publico_13

Artículos relacionados