menu close

Límulus

La danza de la polilla: Max Ramos y el oficio de librero

Texto por Mar Gámiz

Entre todas las vicisitudes por las que atraviesa un libro, la polilla ocupa un lugar especial, pues la destrucción que hace del libro es, en realidad, su propia lectura. Va de biblioteca en biblioteca; engulle papel y tinta para sobrevivir en lugares oscuros y frescos. Es, a un tiempo, la representación y el coco del librero.

Cuando se trata de libreros, el bibliófilo mexicano sigue las huellas que la polilla juiciosa deja en su camino al Burroculto, donde se encuentra Max Ramos. Una vez concertada la cita, el lector curioso es recibido allí, como si estuviera llegando a la casa de Max. Éste le prepara un café o le ofrece una copa de vino para que el lector temple la emoción que le produce estar ahí y recorra los estantes atestados de libros raros, o bien se dirija frontalmente a Max y le espete el título buscado durante tanto tiempo.

La lectura, relectura y convivencia de Max con los libros lo han dotado del don de la conversación. Límulus ofrece en esta entrega una muestra de su habilidad y un atisbo al Burroculto.

_MG_1313

Fotografías de Toumani Camara

_MG_1315 _MG_1317 _MG_1318 _MG_1274 _MG_1248 _MG_1192 _MG_1128 _MG_1238 _MG_1092 _MG_0945 _MG_0952 _MG_1006 _MG_1054 _MG_1026 _MG_1297

Artículos relacionados