menu close

Límulus

La poesía de los objetos La Dïéresis,
editorial artesanal

Texto por Mar Gámiz

_MG_2096

Fotografías de Toumani Camara

Así como no es lo mismo platicar con tu pareja, tus familiares o amigos por mail o chat, que frente a frente, la experiencia de la lectura se reduce física y emocionalmente cuando ésta se realiza en un soporte digital, sin la oportunidad de sopesar, oler y sentir la forma de un libro. Esto lo sabe cualquier lector, pero es más evidente para aquellos que, pese a vivir en la era de la inmediatez y la demanda irracional de información, han optado por defender la edición física de libros. Dentro de estos últimos, se destacan en su fascinación por los libros los editores artesanales, también conocidos como “caseros”, pues es común que sus talleres se encuentren en los mismos lugares que habitan y de cuyos espacios son desplazados paulatinamente por las herramientas necesarias para la factura de un libro.

Anaïs Abreu y Emiliano Álvarez, fundadores de la editorial artesanal La Dïéresis, son un ejemplo de estos editores apasionados e infatigables, que disfrutan tanto de la lectura que buscan contagiarla fraguando libros que, además de contener textos reveladores de sus preferencias lectoras, son visualmente atractivos y originales. En su labor se erigen como herederos de una tradición antiquísima, compañera inseparable de la transmisión escrita del conocimiento.

Roberto Calasso reconoce la particularidad y el linaje de la labor editorial en un ensayo breve titulado “La edición como género literario”, compilado en La locura que viene de las ninfas. Ahí hace hincapié en la forma de la editorial, es decir, en el trabajo que implica pensar la elección y la secuencia de los libros a publicar, al tiempo que se considera cuáles serán los textos que completarán la edición y la manera en que el libro se presentará como objeto. Calasso califica a Aldo Manuzio como “el Nadar de la edición”, es decir, si se quiere entender lo esencial de la edición, se debe conocer la obra de Aldo. Lo menciono porque fue Manuzio el primero en escribir breves textos introductorios a los libros que editaba, a los que llamó epistulae. Y añade:

Fue aquél el primer indicio del hecho de que todos los libros publicados por cierto editor podían ser vistos como eslabones de una misma cadena, o segmentos de una serpiente de libros, o fragmentos de un solo libro formado por todos los libros publicados por ese editor. Ésta, obviamente, es la meta más audaz y ambiciosa para un editor, y así ha persistido desde hace quinientos años. Y si les parece que se trata de una empresa impracticable, bastará recordar que también la literatura, si no oculta en su fondo lo imposible, pierde toda magia. Algo similar creo que se puede decir de la edición –o al menos de ese particular modo de ser editor, que ciertamente no ha sido practicado muy a menudo a lo largo de los siglos, pero a veces con resultados memorables–.

Me parece que no exagero al afirmar que el trabajo de La Dïéresis es de aquellos que producen resultados memorables. Esto se debe, en gran medida, a que Anaïs y Emiliano no hacen libros-objeto; hacen, si se me permite el término, libros-signo. En sus publicaciones se puede apreciar a un tiempo la lectura minuciosa del texto y la factura cuidadosa del libro, pues en ellas forma y fondo conviven ingeniosamente. Basta hacer un recorrido por algunos de sus títulos para darse cuenta, por ejemplo:

Soñar tu insomnio, de Luis Téllez-Tejeda, es una colección de poemas que hablan sobre el sueño, cuya presentación es una caja de costura con los enseres necesarios para dicha actividad. Los poemas están impresos en una tela de encuadernación, es decir, está laminada con papel, pero también soporta el bordado. En este caso, la idea de unir de esta manera forma y contenido fue del autor.

_MG_1935

Vida y muertes del maestro Cha es un cuento oriental de Demian Marín. El libro es una bolsa de té.

472090_154964851298167_116643750_o

Foto de La Dïéresis

544825_154965121298140_1528951971_n

Foto de La Dïéresis

557693_154964334631552_1092656592_n

Foto de La Dïéresis

Mi casa se cayó del caballo tiene una historia redonda: un día, Anaïs y Emiliano asistieron a una lectura de poesía de Francisco Hernández y salieron especialmente emocionados por haber escuchado un poema. Dos años después conocieron al poeta y le presentaron el proyecto, para proponerle que pasara a formar parte de su catálogo, bien con un libro de poemas, bien con un solo poema. Hernández aceptó y pidió tiempo para ver qué les entregaría. Felices con la respuesta, los editores de La Dïéresis no imaginaban que el poema que les llegaría sería aquél que los había emocionado tanto dos años atrás. El concepto del libro que hicieron para ese poema estuvo completamente inspirado en sus versos. La casa de la que se habla era amarilla (de ahí el color del marco), tenía buganvilias (de ahí el color del listón) y estaba abandonada (de ahí la ilustración de una puerta desvencijada).

_MG_1963 _MG_1949 _MG_1959

Papalote, de Emiliano Álvarez, está inspirado en un papalote de Toledo que Emiliano regaló a Anaïs y, como dedicatoria, escribió el poema, que después se transformó también en papalote. La versión final del poema tuvo modificaciones, pues se adaptó para el público infantil, habitualmente más atraído por estas figuras voladoras.

_MG_1964 _MG_1967

La tortuga feliz, un cuento para niños escrito por María Tabares, fue un pretexto más para que los editores experimentaran con los papeles. En el cuento, cuando la tortuga se mete a su caparazón, las hojas son negras, y cuando ésta de repente se voltea y queda boca arriba, las hojas son azul cielo.

_MG_2092 _MG_2086 _MG_2090

Carta al mundo: 20 poemas de Emily Dickinson es una compilación bilingüe realizada por Hernán Bravo Varela. Como es una carta, La Dïéresis optó por darle al libro el aspecto epistolar, así que elaboró un paquete con un sello postal en el que viene un sobre sellado con cera que contiene los poemas en hojas sueltas.

_MG_1940 _MG_1939 _MG_1946

Entomofilia es un poemario de Luis Flores. 9 insectos, 9 poemas, 9 bolsitas dispuestas como si tuviéramos un insectario en las manos.

_MG_2076 _MG_2081

10/10 es la reunión de diez décimas del poeta barroco Luis de Góngora, editadas para celebrar los 400 años de la aparición de las Soledades, su poema más famoso. En la portada se encuentran colocados diez puntos, cuya disposición hace referencia a la estructura de la décima espinela. Este libro cuenta con edición de lujo, que viene dentro de una caja de cedro, elaborada por los artesanos de Carretilla Roja; esta edición sólo tuvo 10 ejemplares.

_MG_2067 _MG_2060 _MG_2062

Como queda demostrado, las publicaciones de La Dïéresis tienen como cualidad que el fondo se revela en la forma, de manera que, a golpe de ojo, cada libro informa (d)el contenido y, en ocasiones, da noticias sobre las manías del autor.

Otro aspecto que se aprecia en este breve recuento de publicaciones es que en el catálogo de La Dïéresis conviven autores de distintas épocas y que escribieron en idiomas diferentes del español. Al preguntarles los criterios con los que han formado su catálogo, esto fue lo que respondieron:

Un catálogo editorial es también una ruta del pensamiento y refleja todo un conjunto de ideologías (estéticas, intelectuales, etc.). En nuestro caso, es también el intento de crear una propuesta de diseño que explore las posibilidades del libro como objeto. Para que un texto entre dentro de nuestro catálogo es preciso que se inserte adecuadamente con esos dos grandes criterios: el intelectual y literario, así como el material. El hallazgo de tales textos nos ha sucedido de tres maneras: la primera es que un texto nos interese para incluirlo en nuestro catálogo y, entonces, nos demos a la tarea de buscar al autor o al poseedor de los derechos para llegar a un acuerdo de publicación (aunque, es evidente, si el texto está libre de derechos, esta última parte no es necesaria, y sólo damos inicio al proceso de edición). La segunda, que estemos interesados en la obra en general de cierto autor y, entonces, lo busquemos para mostrarle nuestro proyecto, y, si le interesa publicar con nosotros, le pedimos que nos proponga un texto. La última es que un autor se interese por La Dïéresis y decida él enviarnos una propuesta. Si ésta nos gusta y sentimos que encaja en nuestro catálogo, la aceptamos.

Ahora bien, eso es en cuanto a los autores de los textos. Sin embargo, en varios de los libros de La Dïéresis, hemos decidido incluir el trabajo de algún ilustrador, para que acompañe, complete y dialogue con el texto literario. En ese sentido, los ilustradores se vuelven también autores para nosotros. Hasta ahora, nosotros hemos tenido que buscar a los artistas plásticos con los que hemos trabajado. Esa búsqueda siempre ha sido emprendida con la idea de encontrar al artista idóneo para cada proyecto.

_MG_2047 _MG_2052

Es decir, en la elección de los autores de La Dïéresis se respira libertad y compromiso con el gusto de los editores. Es cierto que ser una editorial artesanal e independiente representa, para muchos, una especie de suicidio económico, pero no hay otra forma de salvaguardar esa libertad de creación que permite a esta joven editorial presentarse como un modo de vida y una defensa de la lectura como experiencia vital.

_MG_2003 _MG_1978

Para Anaïs, La Dïéresis es:

Una forma de vida, que es el resultado de una serie de posturas ideológicas, aunque conlleve muchísimas responsabilidades. Además, siempre he creído que en los momentos de crisis la única salvación que tenemos es crear. En La Dïéresis puedo darle salida a toda la creatividad que yo tengo.

_MG_2014 _MG_2009

Para Emiliano es:

Un cajón de sastre en el que me caben muchas cosas fundamentales para mi vida: entre ellas, una forma alternativa de creatividad, una serie de convicciones políticas y estéticas, una parte esencial de mi proyecto de vida, compartido con Anaïs.

La huella de ambos está presente en todos y cada uno de sus libros. Lamentablemente, en las librerías no existen espacios adecuados para este tipo de objetos, de manera que su distribución se realiza muchas veces directamente con los editores. Si te interesa contactarlos, puedes hacerlo en la siguiente dirección electrónica: http://ladieresis.blogspot.mx/ o escribiendo a ladieresiseditorial@gmail.com.

_MG_2071

Artículos relacionados