menu close

Límulus

La polinización es un engaño

Texto por Alejandra Ortiz

Fotografías por Toumani Camara

“There’s a certain orchid that looks exactly like a certain insect so the insect is drawn to this flower, its double, its soul mate, and wants nothing more than to make love to it, thus pollinating it. And neither the flower nor the insect will ever understand the significance of their lovemaking. I mean, how could they know that because of their little dance the world lives?”

-John Laroche

DSC06907

Si el insecto en cuestión del cual habla el personaje de la película Adaptation (Spike Jonze, 2002) se enterara de que su acto de amor es una farsa, la orquídea referida entraría en extinción. La mayoría de las plantas con flor utilizan a los insectos como vehículo para llevar el polen, equivalente al esperma en animales, de una planta a otra y así lograr su reproducción. En general los atraen con olores o colores y ofrecen alguna recompensa por el servicio, como néctar.

En muchas especies de orquídea la promesa para el insecto es sexo, pero es una promesa falsa. Ciertas partes de la orquídea han evolucionado de forma que asemejan físicamente a las hembras de algunas especies de insectos, como abejas y avispas, con lo que atraen a los machos. Éstos tratan de copular con la flor, pensando que es una hembra, y al hacerlo sus cuerpos se llenan de polen. Cuando finalmente se dan cuenta de que su intento ha sido en vano, buscan a otra hembra, y sin haber aprendido la lección, tratan de copular con otra flor, embarrándole el polen de la precedente y logrando así el acto sexual, aunque no de ellos mismos, sino de la flor. Tan triste y engañoso acto recibe el término de pseudocopulación, y la estrategia que usa la flor es una forma de mimetismo.

DSC06889

En la naturaleza, el mimetismo es el engaño en forma de disfraz, en particular del disfraz de otra especie. Este artilugio en ocasiones sirve para pretender que se es alguien más venenoso o amenazante, alguien más apetitoso o alguien de quien uno se puede enamorar. Es distinto al camuflaje, pues el mimetismo emula a otra especie y no al medio. Comúnmente es en el físico o en la morfología lo que detectamos con mayor facilidad los humanos, pero el mimetismo también ocurre en otras presentaciones. Por ejemplo, las moscas del género Zonoestomata, al encontrarse con alguna araña de jardín, acomodan y mueven sus alas de tal forma que asemejan a la misma araña en posición de ataque, es decir, como un contrincante y no una presa para la propia araña, que huye espantada y con hambre, pues su objetivo era comer a la mosca.

DSC06915

Los aromas son otra invisible pero poderosa forma de engañar, ya que la atracción, el miedo y otros instintos son evocados con frecuencia por el olfato. Varias flores conocidas por su olor a carne podrida atraen a moscas y otros animales carroñeros, que entran en ellas y las polinizan. Algunas orquídeas han perfeccionado también esta forma de engaño olfativo. Varias especies, además de parecerse físicamente a las parejas potenciales de los insectos, emulan ciertos compuestos aromáticos parecidos a la feromona de los polinizadores que buscan reproducirse. Existen otras orquídeas cuya estrategia es un poco más compleja. Dendrobium sinense emana un olor similar al que producen las abejas en peligro para alertarse las unas a las otras, y esto a su vez atrae a la avispa Philanthus triangulum, quien localiza a sus presas precisamente por este olor. El comportamiento de la avispa cuando llega a la flor es claramente de ataque, por lo que no es pseudocopulación.

DSC06906

Siendo las orquídeas las maestras del disfraz, también han sido modelo para engañar. La mantis Hymenopus coronatus aguarda tan tranquila como los pétalos de una flor a que un insecto, acostumbrado a visitar dicha flor para obtener néctar, lo haga, y cuando lo tiene cerca y tranquilo, lo atrape y engulla. La similitud entre la mantis y la flor es asombrosa: cada una de las patas del insecto posee una extensión que parece los pétalos de la orquídea. En su abdomen hay tres líneas que corresponderían a los estigmas donde se produce el polen. Además, sus colores son increíblemente similares a los de las orquídeas en las que se posa para perpetuar su engaño.

DSC06912

Tantas especies que se engañan, son engañadas, o sirven sin saberlo de modelo para engaños. El mimetismo es una de las estrategias evolutivas más exitosas con distintos objetivos, pero donde siempre se ocupa un espejismo de los deseos o miedos del engañado.

DSC06876

Artículos relacionados