menu close

Límulus

La vanguardia marginal de David Lach

Texto de Mar Gámiz
Fotografías de Jamex

“—Y, al igual que Asimov, ¿crees en las bondades que la ciencia puede traer al hombre?

—Claro, es la base. El átomo, los electrones. El malo es el depredador, las bombas atómicas. Si nos dedicáramos más al amor entre los seres humanos, a resolver conflictos interiores, y nos ocupáramos de conquistar el universo, se acabarían las guerras. El dinero, en vez de emplearse para hacer bombas y armas nucleares, se podría emplear para crear una tecnología que nos permita explorar otros mundos.”

Entrevista de Juan Carlos Aguilar a David Lach, 8 de octubre de 2006.

limulus_lach_10

Retirado en su taller del Estado de México, con pocos, pero maleables materiales juntos, David Lach vive en conversación con otros universos a través de la ciencia ficción, la química inorgánica y la pintura en fibra de vidrio, técnica inventada por él en los setenta y perfeccionada durante más de treinta años.

limulus_lach_4

A través de una trayectoria en la que ha fundido ciencia y arte, Lach persiguió la innovación a nivel material, por lo que su arte también se conoce como “pintura matérica”. Esta innovación se inscribe dentro de la historia del plástico, de la arquitectura y de la humanidad: después de la segunda guerra mundial se introdujeron materiales inexplorados en las artes plásticas y, con la invención de la pintura en fibra de vidrio, Lach integró la arquitectura y los vitrales con las formas pictóricas y la obra mural:

“Trabajé primero con materiales convencionales de pintura, pero sentí que eran inadecuados para expresar mi imagen del mundo actual. Después empecé a hacer vitrales, y pronto me di cuenta de que las técnicas empleadas actualmente no han cambiado desde la época medieval y que la industria moderna no ha contribuido mucho tecnológicamente  y fue entonces que inicié mis experimentos materiales plásticos, esto fue en el año de 1971 […]. Me sentí como un alquimista cuando me di cuenta de que por medio de reacciones químicas podía obtener calidades y cualidades muy diferentes de aquellas que uno logra con el uso exclusivo del vidrio.”

limulus_lach_18

Es evidente que Lach hablaba en un momento anterior a la revolución tecnológica que ha ocurrido de los noventa a la fecha, pues ésta hizo que el arte se decantara por las posibilidades de creación digital y no tanto por las que otorgaba la experimentación material. No obstante la marginalidad en la que lo colocó su decisión creativa, Lach se mantuvo al corriente del desarrollo tecnológico enfocado a la exploración de otros mundos, de otros planetas.

limulus_lach_6

Es en dicha exploración donde Lach considera que se produce la catarsis colectiva, detonada por la visión de paisajes siderales y las reflexiones sobre la evolución de la humanidad. No extraña, por lo tanto, que dentro de sus escritores favoritos destaquen Isaac Asimov y Julio Verne.

limulus_lach_15

Y declara: “Yo invento paisajes de mundos que sugieren diferentes planetas”, “el material me dio unos paisajes sensacionales”, a la vez que se asombra (porque ¿qué seríamos sin este asombro?) de lo pequeños que somos.

limulus_lach_14

En su búsqueda ha logrado capturar la transparencia (el acrílico atrae la luz), ha explorado las movimientos expansivos y contractivos de la molécula y se ha preguntado sobre la profundidad del ser. No ha sido una búsqueda únicamente conceptual: su cuerpo también la refleja, pues los gases que sueltan los materiales al momento de gelificar han dañado sus pulmones.

limulus_lach_12

Entre resinas y con dos mesas que son los más fieles testigos de su proceso artístico, David Lach rememora sus múltiples exposiciones e intervenciones, que van desde algunas estaciones del metro capitalino y el Centro de Convenciones de Acapulco, hasta la obtención la Pluma de Oro otorgada por el gobierno de la entonces Yugoslavia, pasando por dos grandes homenajes a Isaac Asimov, uno en la Martin Luther King Memorial Library otro auspiciado por la Casa Universitaria del Libro.

limulus_lach_5

Con la mirada dividida entre la tierra y el cosmos, aunque se considera satisfecho con los resultados obtenidos, desea que su camino sea transitado por otras personas que “exploraran estos materiales también, para encontrar nuevos horizontes en ellos”.

limulus_lach_11

Artículos relacionados