menu close

Límulus

LOBOS Y VENADOSMarcos Castro

Marcos Castro se para frente a la pared. Debajo de él hay una computadora abierta con la foto de una mariposa nocturna. Sobre el muro hay ya algunos trazos que sugieren un felino de algún tipo. Marcos toma un pincel y con el gesto de un calígrafo chino dibuja sobre la pared una, dos, tres palomillas. Conoce tan bien a los animales que pinta que puede trazar sus movimientos y gestos de memoria. 

Acompañamos a Marcos a una casa abandonada, a punto de ser derrumbada, en la colonia Juárez donde trabajaba en una instalación y unos murales sobre las paredes resquebrajadas. Nos platicó del proyecto para la casa y luego se sentó en el suelo y nos contó de su estancia en Canadá, de su pasión por los animales y de su relación con la naturaleza.

_DSC4695

Límulus: ¿Cómo crees que el hombre, sobre todo el urbano, se relaciona con la naturaleza?

Marcos Castro: El humano es parte de la naturaleza. Somos animales, así que tenemos una relación completamente directa. Igual estamos alejados y urbanizados porque tenemos la capacidad de construir cosas y de resguardamos de ella. Es la tendencia, alejarse de la naturaleza. Pero somos parte de ella.

L: ¿Cómo nació tu interés por la representación de animales?

MC: Hace ya mucho tiempo los utilizo para hablar de mí. Dándoles papeles iguales, de manera arquetípica, de partes de mi personalidad. De la personalidad humana, de alguna forma. Me sirve para representar condiciones claras. Por ejemplo, como el lobo y el venado que son cazador y presa. En ese caso sirven para representar los opuestos. Es algo con lo que trabajo mucho. Hablo del humano a partir de la naturaleza.

_DSC4745

L: ¿Cómo seleccionas a las especies que representas? ¿Tus representaciones surgen de modelos vivos?

MC: Hace algunos años, por ahí del 2000, viví un rato en Canadá. Fue una experiencia que me marcó y tenía amigos que dibujaban mucho la naturaleza. Así que estuve muy cerca de animales con los que me identifiqué, como osos, lobos, venados. Los tenía muy al alcance. Ya que regresé a México, con un poco de distancia, los hice míos de alguna forma.

L: ¿Qué buscas decir a través de ellos?¿Los animales son símbolos en tus obras?¿Tienen algún mensaje como en las fábulas o los mitos?

MC: Sí, totalmente. Parto de mí siempre. Y sí, al final son mitologías. Tiene una cosa poética de repente. Pero al final estoy hablando de mí y en general de las personas. La gente se identifica mucho pues son mensajes universales.

_DSC4761

L: ¿De dónde surgen estas interpretaciones y asociaciones? ¿Cómo generas éstas historias?

MC: Leo mucho de mitología vikinga. Y también muchas historias de México. En la cosmología Huichila, por ejemplo, el venado es un elemento muy fuerte. Viví en el desierto unos meses haciendo una película y estuve muy en contacto con la cultura y con un marakame. Así que sí, mezclo un poco de varias culturas, las combino, modifico y me las apropio.

L: ¿Cómo asocias la naturaleza que representas con un espacio de exposición como una galería o museo en la ciudad?

MC: Muchos son espacios que están hechos para la exhibición. Son superficies blancas donde yo nada más llego a plasmar una idea. Lo que me interesa son los lugares como esta casa, los lugares que tienen una historia, y cuando entro, llego a entender el espacio y ver qué me propone. Y a partir de ahí pienso qué haré en el sitio. Todo depende del lugar donde trabajo.

_DSC4804

L: Nos cuentas que viviste en Canadá y el desierto, ¿con qué frecuencia estás en contacto con la naturaleza y a qué nivel?
MC: En realidad no tanto. Yo soy un animal de ciudad. Lo disfruto mucho. Me cuesta mucho abrirme y salirme de esto, de los espacios que te contienen. No lo hago tanto. Pero tengo una hija y es más por ella que trato de salir.

L: ¿Tienes mascotas? ¿Cuál es entonces tu opinión de un animal inscrito en un contexto urbano?

MC: No tengo. Tuve en algún momento de mi vida. Hay animales que son de ciudad. Yo tengo muchas ideas que van de la mano con las influencias que tengo de la ciencia ficción y de situaciones apocalípticas. Como: ¿qué pasaría si los humanos dejan de existir?, ¿cuál sería la interacción de los animales con los monumentos públicos de los animales hechos por el hombre? Me pregunto qué dirían por ejemplo de los coyotes de Coyoacán. ¿Los verían como deidades? Me clavo mucho en esas cosas.

_DSC4884

L: Si tuvieras que escoger tu Nahual, ¿cuál sería?, ¿qué animal?

MC: Yo creo que el oso. Me identifico. En algún momento tuve una relación con una chava en la que ella me decía oso y yo a ella pájaro. También tengo una identificación física. Me gustan por muchos motivos. Son animales solitarios. Me encantan.

L: ¿Qué animal tienes tatuado en el brazo?

MC: Es una cuervo. En algún momento hice escenas de golondrinas y cuervos. Con palomas y cuervos. Un animal de oscuridad y uno de luz. Era otra vez eso de los contrastes. Animales que de repente chocan y se transforman. Estaba en una etapa oscura cuando me lo hice. Era un rey cuervo y esa palabra que dice “resiste”.

_DSC4711

Artículos relacionados