menu close

Límulus

Pizarrías Un texto inspirado en la obra de Mateo Pizarro

Texto por Jorge Comensal

Dibujos de Mateo Pizarro

0.2

Hay obras de arte que son para la prisa, que son adornos para los cuartos de los hoteles y los muros de Facebook. Hay textos para leer en tres, cinco, diez minutos (este es para leer en 3.1416), ensayos con ideas hechas en serie, sopas postantáneas: no sólo vienen cocinadas, ya fueron también digeridas, y por lo tanto es posible decir que son fecales, y ya que hablamos de sopas procesadas, qué decir de las Latas de sopa Campbell’s que se exhiben en el Museo de Arte Moderno en Nueva York. Ni siquiera llegan a ser, como las latas producidas por Piero Manzoni en 1961, Mierda de artista en el sentido literal. Las Latas son fecales en sentido figurado, solamente.    

            Los dibujos de Mateo Pizarro no son para la prisa, verás, hay que ponerse a cocinar con él y masticar los resultados lentamente. Mira los detalles, acércate a la imagen cuidadosa: cada minucia evoca la jornada de trabajo del artista, la noche en vela, la pausa para aflojar la mano, la dosis de café cargado, la posición de relojero suizo. Se trata de dibujos que exigen y conceden la paciencia.

En estas series, lo que nos pasa tiene un nombre, se llama sedición: cuando los ojos cumplen la marcha militar de la lectura (izquierda-derecha-abajo/izquierda-derecha-abajo), la imagen trazada a lápiz se interpone como una grieta manantial entre el producto de la imprenta y nuestros ojos: en ella habita la espuma de las formas que la ciencia no describe, el bagazo del asombro que excluye la medición.

Concluyo que en un cómic de artistas superhéroes, Pizarro sería el archienemigo de Andy Warhol (y Frida Kahlo sería Gatúbela pero al revés).

0.7

Si el público, por culpa de internet o de la tele, tiene un lapso de atención de diez segundos, lo que verá en los dibujos es muy simple: pequeños chistes, ironías: un perro cogiéndose a una gallina en el tratado fundador de la teoría evolutiva: Está cagado. ¿Y qué me dices de la Estrella de la Muerte de Star Wars en una página de Galilei? ‘Stá más cagado. Y una oveja con las patas rasuradas y en liguero: No ma’, wey LOL

8025106006_a802c88a14_h COLEl-libro-de-las-dudas-deathstar(multiptico)

0.9

Un teórico francés mira las obras, fuma su pipa, pondera: “Pizarró postula una corrosión del alfabeto, una puesta en duda y en abîme del sens totalitaire de la palabra escrita, del grafema que estrangula la parvada de sememas, una jaula. No es casual que el apogeo de los Estados Nacionales coincida con proezas de fijación simbólica: la escritura cuneiforme de Sumeria, el alfabeto fenicio, las moneda griegas, la numeración arábiga, la imprenta de tipos móviles de Europa. Al traverser le texte por medio de la imagen naturalista, no obstante que acromática, la ficción del símbolo se expone, se denuncia, la profunda ineptitud de la cadena alfabética para representar la violenta opacidad de sus objetos, los planetas, las especies, roca y carne viva, irreducibles al papel, l’ineffable…”

El-origen-o-descendencia-del-hombre-04-(Margarita)

0.96

Lo interrumpe una escultora feminista, actriz porno también: “Lo que hay aquí es una cadena de violaciones, y mira, en Antes muerto que acostumbrado la representación de Venus sometida al rigor de las líneas geométricas que son, está clarísimo, figuras fálicas, un símbolo de la penetración múltiple, por la vagina, por el ano, por la boca. Venus, esa diosa reducida por Botticelli a muchacha rubia inofensiva, púdica, vulnerable, raquítica, que da unos cuantos pasos a lo largo de la historia del arte nobiliario, sale de la pintura florentina, y una pandilla de científicos reduccionistas la está esperando con sus vergas matemáticas en la esquina de la Galleria degli Uffizi, ¡y se la cogen entre todos! Y lo mismo con las ranas, y las moscas, el positivismo es una forma de sodomía, se las montan, hay montaje… y el burro con su verga enorme, ¿no te da envidia, en secreto, aquí entre nos, y miedo de que se coja a tu mujer, y que le guste?”

Escanear-110-300dpi Detalle-elefante

0.99

Y en la galería donde ponderan estas voces hay un tipo de corbata que calcula, un economista dedicado a perfeccionar un modelo computacional que pronostique, con muy poco margen de error, qué estilo de arte se cotizará mejor mañana. Tuvo éxito con el hiperrealismo, y sus inversiones en pinturas de Hilo Chen (que le gustaron por las glándulas mamarias y bikinis) le dieron utilidades sustanciosas a final de los años noventa. Ahora está aquí, analizando, y ha decidido colocar treinta mil dólares en productos de Pizarro. Está diseñando su esquema de inversión: 9 dibujos de 10 x 15cm, o 3 de 20 x 30, o adquirir obras a futuro, que es un nuevo esquema, riesgoso y atractivo, de obtener márgenes mayores de ganancia: ‘te compro hoy las pinturas que realices en el año 2019′, y como garantía el coleccionista exige un seguro de vida del artista pagado por la galería, en el que se establezca como beneficiario al inversor.

El primer producto elegido es “El origen o descendencia del hombre VII: Sirena”, le parece que el pájaro con cabeza de gorila tiene potencial icónico, y puede convertirse en imagen de playeras, paraguas, portavasos, y generarle regalías eventualmente.

0.991

Pero, ay, el economista es sordo a la sirena, al canto grosero que se niega a ser aniquilado por Charles Darwin. Cuervo-macho-alfa-simio-alado, la sirena procura distinguirse del centauro y de hipogrifos, quiere ser más que mitológica y menos que en peligro de extinción. Un animal concreto, integrado al medio ambiente, un fin de la vida en sí mismo, y no eslabón en la cadena del progreso, ni accidente a la deriva del azar. ¿Escuchas el canto de la sirena?

sirena-1-300dpi

0.994

El momento de la crítica se acerca.

COLEl-origen-o-descendencia-del-hombre-I

0.998

En el inciso 1 habrá que llenar estos vacíos: Pizarro es ________, su trabajo pertenece a la escuela _______ista, que recupera los motivos ______anos, reformulándolos inventivamente. Su discurso está lleno de referencias a _______, como puede notarse de inmediato. También nos recuerda a ______, referente imprescindible en el universo de este artista.

0.999

O tal vez no. Mejor invito a Mateo a dibujar sobre esas líneas algunas miniaturas como las de “Las armonías del mundo”, y en las páginas de alguna revista de vanguardia haremos un statement de autocrítica mordaz, ¿sabes?

detalle-harmonices-mundi detalle-harmonices-mundi-II las-harmonias-del-mundo00sm

0.99917

Me aterra que el artista secuestre las páginas que escribo y las use como lienzo, y me confronte con la cosa que no digo, que disponga por delante de las letras el objeto que mis signos no logran domesticar.

He dicho poco sobre los dibujos de Pizarro, me aterra equivocarme por exceso, decir como se dice en los ensayos escolares, en los catálogos de exposición. La paja de términos intercambiables, la pura adulación vacía.

¿Qué dibujo antepondría Pizarro a mis digresiones, unas heces aromáticas fecales, una lengua viperina, una Sopa Maruchán?

El-origen-o-descendencia-del-hombre-03

0.999178

Por suerte mis incisos aumentan de acuerdo con la numeración irracional, como lo es Pi. ¿Qué quiere decir este número? Las veces que cabe el diámetro del círculo en la circunferencia. Cabe 3.14159… veces. Y nunca tiene que acabar. ¿Cómo es posible? Porque cualquier línea, como la que forma el círculo, se puede dividir en infinitas partes. ¿De cuál círculo? De cualquiera. ¿O sea que Júpiter, oculto entre los gases y la piedra, tiene a Pi oculto en sus adentros? Así es, de alguna forma. ¿De cuál?

antes-muerto-que-acostumbrado-mult-small

0.999147

Se conocen hasta ahora diez billones de decimales de Pi, y hay quien se dedica a memorizar y repetirlos en concursos internacionales (que atraen a multitudes de aficionados en Japón).

0.99914797

La abuela de Mateo, que fue invitada a leer este trabajo sobre la obra pictórica de su nieto, pregunta enardecida: ¿a qué hora va a llegar el inciso 1? ¿Qué opinas del trabajo de mi nieto, no te recuerda a Leonardo, Durero y Escher, pero más bonito?

antes-muerto-que-acostum-72dpi

o.999147939

Algunas ideas preliminares:

-Ya que en sentido estricto se trata de ilustraciones (de bañar el texto en la luz), ¿qué clase de oscuridad es propia de la ciencia? Es la oscuridad de la apariencia irreducible, de esos cráteres que adornan el rostro de los planetas como marcas de un acné remoto que, además de acomplejarlos, los hace quienes son. La personalidad de Mercurio está en su rostro, su color, sus accidentes, y no en la pura masa que gira por una elipse.

-Podré decir entonces que el dibujo va a contracorriente, que si el método  de Galilei exprime de las cosas sus constantes, Pizarro reivindica sus caprichos, cicatrices, sus señas personales.

-Los tratados científicos suelen ser grandes monumentos solitarios, lugares sin humor, solemnes, como aeropuertos a las tres de la mañana.

-Se trata de encender una fogata en los pasillos de la ciencia, y juntar a un grupo de amigos alrededor, beber cerveza, contar chistes, y deslizarse a través de la embriaguez hasta los besos.

-Si las artes plásticas corren el riesgo de terminar siendo fecales, muchas veces las palabras se convierten en micciones, placenteros desahogos que salpican, y que sólo son buenos para beberse en tiempos de sequía extrema.

mercurio-detalle-1 Iluminaciones-multiptico004-small

o.9991479395

Este texto ocupa un epígrafe, definitivamente. Más me vale ponerme a pepenar entre las obras de Walter Benjamin, de Bob Dylan, de Ludwig Wittgenstein.

venus

0.99914793952

Un filósofo marxista me comenta: “Tu postergación indefinida de la crítica genuina es un lugar común de lo posmoderno. Puesto que la vida colectiva está deshecha, ya no hay valores en común para entenderse. Estamos solos. De ahí tus juegos autorreferentes, tu evasiva disección de la obra de arte. Tu aparente neutralidad ideológica es, en realidad, una forma cínica del individualismo pequeñoburgués. No quieres comprometerte. Escribes para hipsters. Pusilánime. Traidor.”

Untitled-1

1.

“lo que se marchita de la obra de arte en la época de su

reproductibilidad técnica es su aura.”

Walter Benjamin

Artículos relacionados