menu close

Límulus

Tama Kan Sonido que viaja

Cuando se inicia un viaje, casi automáticamente el viajero adopta una actitud en la que relaja sus límites habituales y se dispone a recibir impresiones de todo tipo. La comprensión de las experiencias vividas durante el viaje llegará después, una vez que la memoria de lo sucedido sea ya parte del ADN de la persona.

La experiencia de la interculturalidad está ligada al movimiento del viaje. Así lo entienden los integrantes de Tama Kan, una agrupación de músicos guineanos, cameruneses, costamarfileños y mexicanos. Violeta Romero, especializada en son jarocho y directora general del proyecto, viajó a Guinea en 2006, donde conoció a Mohammed N’Diaye, guitarrista, compositor y bailarín. De ambos nació la idea de crear una agrupación de fusión musical afrocontemporánea y no pasó mucho tiempo para que se unieran Bruno Martínez (con el djembé, las congas y el balafón), Jerónimo González (jarana y voz), Yadi Camara (balafón, guitarra y voz), Zal Sissokho (kora y voz), Dartagnan Camara (batería, djembé, krin, calabasse y voz), Antoine Bangoura (sanbang, dundun y voz) y Aboubacar Mané (danza).

Según las palabras de los integrantes, ellos son “como una familia, nos hemos acercado e integrado rapidísimo, como si nos conociéramos de hace muchos años”. La comunicación se realiza en francés y todos han vivido en el país del otro. Piensan que sus culturas “se parecen mucho en el sentido humano: otorgan gran importancia a la familia como núcleo social y exudan una alegría primordial ante la vida, con sus altas y bajas”.

Cada uno de los músicos, por su lado, participa en otros proyectos en países como Canadá, Burkina Fasso, Mali y Francia, pero cuando se reúnen en México lo hacen para presentar la singular melodía producto de la fusión mencionada previamente. Preguntados por la reacción que ha tenido el público mexicano, responden:

“Hay una buena respuesta, la música mexicana tiene mucha influencia de la música africana y es familiar para el público, además la fusión con música tradicional mexicana ayuda mucho a la aceptación del público… Es música para celebrar y bailar.” 1

Tanto en el son jarocho como en la música de África occidental, el baile es parte de la pieza musical, no van disociados. Por ello, Tama Kan no se dedica solamente a dar conciertos, sino que imparte talleres de danza, canto, balafón, percusión y kora. Es tan rica la experiencia intercultural, que para poderla transmitir plenamente el grupo planea desarrollar proyectos en los que, además de los talleres y conciertos, se den pláticas que den a conocer las diferentes culturas de los integrantes del grupo y se haga conciencia sobre los distintos matices de la mezcla cultural contemporánea.

tamakan_limulus_2tamakan_limulus_1tamakan_limulus_5tamakan_limulus_8tamakan_limulus_4tamakan_limulus_7tamakan

1. Tama Kan se ha presentado en varios estados de la República Mexicana y en el D.F. desde el 2013. Han tocado en lugares como Teatro Benito Juárez Oaxaca, la Universidad de jazz Jalapa, la UAM Toluca, el Museo universitario del Chopo, restaurantes y casas de cultura; y han participado en el festival Ollin Kan, el Festival Raíces de Jalapa, el Afrocaribeño en el puerto de Veracruz, en el Festival Cultural Querétaro.

Artículos relacionados